• Plan de Nutrición

    grafica.JPG

    En la representación gráfica podemos apreciar la distribución aproximada que necesita un futbolista apra un buen rendimiento en éste deporte.  Teniendo en cuenta que "el combustible" que se utiliza para los esfuerzos relacionados con el fútbol, daremos algunas pautas alimentarias para poder aprovechar al máximo este aspecto tan ligado al rendimiento físico.

    HABLEMOS DE FÚTBOL BASE…. QUE COMEMOS ANTES DE:

     

    Un partido por la mañana: como jugador, entrenador o padre es fundamental controlar la comida antes de una competición ya que hay una estrecha relación con el rendimiento físico e inclusive, con una posible lesión.

    Desayuno: dos horas antes del partido, ingerir principalmente cereales con leche, es lo ideal ya que los hidratos de carbono provenientes de los cereales serán los encargados de llenar los depósitos de glucógeno que son la principal fuente de energía en el fútbol. De no contar con cereales, café con leche o colacao, tostadas con mantequilla y mermelada más alguna fruta, nos ayudaran a sacar el partido adelante.

    C.F Jubelama

    Antes y después de un entrenamiento: siguiendo la misma línea anteriormente planteada, no podemos concebir un buen entrenamiento sin una buena alimentación. Muchas veces observamos un bajo rendimiento en un entrenamiento de un jugador y pensamos que no tiene su tarde, cuando en realidad es un problema energético, es decir, está por inercia en el terreno ya que su cuerpo no posee la energía necesaria para desarrollar el entrenamiento con normalidad.

    Entonces, utilizando los conceptos anteriormente mencionados, debemos intentar comer aunque sea una hora y media antes, si no tenemos tiempo, siempre hay una salida: barritas de cereales (tipo muesly), frutos secos, tortas de arroz inflado, zumos energéticos (muchos vienen enriquecidos con vitaminas). Para reponer hidratos luego de un agotador entrenamiento: frutas, zumos o bebidas de rehidratación (tipo Gatorade, Isostar, etc…).

    Un partido por la tarde: en este caso la gesta importante debe realizarse siempre con el margen de dos horas que le daremos a nuestro cuerpo para una buena digestión.

    Almuerzo/comida: debemos intentar lograr el mismo objetivo que con el desayuno, es decir llenar el depósito de glucógeno. Tenemos más variantes, pasta, arroz, patatas (cocidas) acompañadas de un buen filete (pollo o ternera) y finalizar con fruta, nos dará las pilas necesarias para soportar el esfuerzo el partido.

     

    Un partido por la noche: seguiremos los mismos conceptos y reglas que el utilizado para el almuerzo/comida ya que los objetivos, tiempos y alimentos no varían.